Acerca de...

No sabemos si luego lo escupirá, lo cuidará con mimo o se lo revenderá por un precio irrisorio a un vendedor ambulante. Pero la CIA y la KGB no la buscan por ser una cándida jovencita sensible, precisamente . Zahara ha demostrado con su último disco tener una vena guerrera indomable. Una cualidad que, compaginada con su dulzura y su sensibilidad, la convierten en un arma de destrucción masiva. Como si el Dr Jekyll y Mr Hide se intercalaran las caretas por segundos. Como si toda la rabia contenida del planeta pudiera tener cabida en una dulce y delicada hembra. Además, aviso para navegantes,  es un ser extremadamente divertido. Aspecto que multiplica muchos enteros el resultado final de un concierto que podrán disfrutar durante dos fechas consecutivas (tanto viernes como sábado) en la Sala But de Madrid.

 

 

¿A qué suena?

¿De verdad aún no la has escuchado? Quizá convendría que pusieras rumbo a La Tierra. Igualmente, si no lo has hecho, en cierto modo te envidiamos. Y es que, estimado ser anónimo, vas a descubrir en primera persona un directo plagado de matices, de emociones, sensibilidad a flor de piel y una voz que difícilmente puede caer en el olvido. Para más inri, en su versión no acústica (como aquí la encontrarás) se rodea de músicos como la copa de un abeto, con experiencia contrastada en el panorama indie español y que dotan al resultado final de una contundencia nunca antes vista en su ya excelsa carrera.

¿Por qué tienes que ir?

Porque donde va, triunfa. Porque rara vez se ve en los escenarios de este país una comunión tan estrecha entre artista y público . Porque su disco Santa es más pleno aún si se puede disfrutar en directo. Porque te vas a echar unas risas y unos bailes. Porque le va a dar brío a tu desgastado corazón. Porque sabes que esto no va a acabar nada bien, y aún así es lo mejor que te puede pasar. Y porque se lo merece. Y porque te lo mereces.