Como si nos encontrásemos con el amigo melómano de Steven Hawkin o estuviéramos en la mismísima serie de Big Bang Theory.

El Bosón de Higgs es la partícula elemental de creación de masa, un escándalo científico que supone un paso más para las leyes físicas. Tras la brevísima lección académica, toca ponerle música; y es que los científicos no son arrítmicos, además de sesudos tienen su lado FanOnFire a flor de piel o de neurona. Este revolucionario acontecimiento ha despertado, más aún, las mentes de un grupo de científicos implicados en el estudio del campo de Higgs. Siendo científicos y, a la vez, guitarristas, han tenido una (otra más) brillante idea.

Piotr Traczyk, ha transcrito los datos obtenidos en la búsqueda del Bosón de Higgs, lavándole la cara hasta convertirlo en una partitura. ¿Cómo? ¡Cómo! Sus mentes y talentos han trabajado duro en dicho descubrimiento como para permitirse el gusto de mezclar sus dos pasiones: la ciencia y la música. Con una pequeña adaptación, el resultado de la transcripción ha sido una base oscura de guitarra, bajo y batería, algo breve pero… Encima no nos quejemos.

boson-higgs

boson-higgs

Aquí tenemos el nuevo estilo musical. Basta ya de tanto Indie, ahora lo que mola es el Boson Metal. ¿Alguien se anima a darle caña?