Acerca de...

Los sábados eléctricos de Madrindie vuelven con fuerza inusitada. Un proyecto complejo que intenta acercar al gran público apuestas de grupos pujantes con una gran variedad de géneros y excusas para hacer de este día una fecha a reseñar para todos los ávidos de emociones fuertes. Para su fiesta de presentación, dos grupos como una casa que quitarán el hipo a más de uno.

Grushenka defienden el shoegaze como forma de vida,  con la mirada puesta en los noventa pero expandiendo horizontes musicales hasta formar un híbrido inclasificable pero rebosante de talento. Distorsión y letras en castellano para conformar un resultado a todas luces ganador.

 

Por su parte, The Bärds ofrecen una visión renovada del garage Low Fi, con sonidos con rémoras al mejor sonido dentro del género Americana.

 

 

¿A qué suena?

Los catalanes Grushenka miran constantemente a la explosión del Shoegaze noventero, pero se le suele enmarcar junto a bandas patrias como Ornamento y Delito, Rusos Blancos, Odio París o Franc3s.

The Bärd , por su parte, apuestan por un estilo que podríamos encuadrar dentro del garage Low-Fi, con grupos de referencia como Ty Seagull, The Raymarks, Magic Fern o The Express.

¿Por qué tienes que ir?

Grushenka ofrecerá retazos de su nuevo trabajo, que en estos momentos se encuentra en la sala de máquinas cociéndose a fuego lento. Y servirá para presentar un directo noqueante que supone un rara avis dentro del panorama patrio. Hipnótico y adictivo

Por su parte, los oscenses The Bärds tendrá la difícil misión de darse a conocer para el gran público. Algo que no les costará esfuerzo alguno, ya que el talento que atesoran es más que suficiente para dejar boquiabiertos a los asistentes, como han demostrado en giras previas con su primer trabajo, Supersound.Un directo incendiario y que logra enganchar a partes iguales.