Que Fan On Fire es la plataforma de conciertos definitiva ya lo sabes. Que puedes pedir a tus artistas favoritos para que toquen en tu localidad también. ¿Que te molan The Horrors? Pues entras en nuestra plataforma y los pides para tu ciudad. Y de paso te enteras de todos los conciertos, de quiénes de tus amigos (y amigos de tus amigos) van a acudir y compras las entradas. Y todo con el catalogado (según estimaciones de la  UNESCO) como más fácil y más gratuito registro de la historia de interné. Entra en join.fanonfire.com y lo tienes hecho.

Pero queremos dar un paso más. Y otorgarle al César lo que es del César. Está muy bien que quieras que vengan a tocar Morrisey, Camela o Public Enemy, pero buceando entre nuestro extenso gestor, hoy tenemos que hacer un sentido homenaje, amén de una encarecida recomendación.

Sí, amigos, sabemos que lo vertiginoso es el pan de cada día en internet. Que lo viral se vuelve cenizas cuando cesan los fuegos de artificio, que de lo que todo el mundo habla cae prontamente en las garras del olvido para ser despedazado sin piedad alguna. Que ya nadie se acuerda de Mendoza, Mendoza, Oza, Oza. Ni de Delfín Hasta el Fin y sus torres gemelas. Menos mal que en Fan On Fire la coherencia, el buen gusto y el saber estar nos caracterizan. Ni olvido ni perdón.

Es por ello, amigos y amigas, que os recomendamos que pidáis en concierto en nuestra plataforma a un héroe, a alguien que consiguió colarse en todos nuestros hogares, enternecernos, y marcar a fuego en nuestro interior una melodía eterna.

Sí, joder. Es él. El inimitable. El auténtico. Pídelo para tu ciudad y contribuye a hacer un poco más feliz al mundo que te rodea. Con Fan On Fire puedes cambiar el mundo. ¿Te atreves?