Hay grupos que consiguen hacerte feliz por pertenecer a eso que llaman la raza humana. Grupos que hacen del buen rollo su seña principal. Es el caso de D´Callaos. Espíritu flamenco con raíces . Y no son precisamente unos recién llegados. Llevan más de diez años sabiendo tocar las teclas para conformar un gran show en directo. Una especie de epifanía donde los integrantes del grupo se sudan las canciones, donde luchan por ir ejerciendo su embrujo. El ritual suele ser siempre similar. Ir calentando al público con una ristra de canciones ganadoras para meterse en el bolsillo a los que aún no habían tenido la suerte de verles actuar en directo. Poco a poco vas entrando en harina, de forma gradual. Y cuando te quieres dar cuenta, estás sumido en saltos, botes y dejándote llevar por la algarabía reinante.

Y de algarabía saben un rato estos chicos de Terrassa. Y saben focalizarlo hasta hacerlo extensible a todos los asistentes a una sala. Gran parte de la culpa de este frenesí incontrolable la tiene su vocalista. Maribel Martín, pone en su DNI. Aunque todos la llaman “La canija“. Y la canija resulta ser inmensa, y su capacidad para encender las brasas e implicar al público es definitiva.

En la Sala Caracol, con un setlist donde tuvieron cabida sus éxitos más reconocibles y una gran parte de canciones de “Oír tu voz”, su último trabajo de estudio (2014), ella cogió las riendas de una banda formada por dos guitarras más, bajo y batería, para conseguir incendiar la noche, regalar los oídos de los allí asistentes con una mezcla de flamenco, rumba y pop rock con sello de identidad propio, que recuerda a grupos de la talla de Ojos de Brujo o Chambao y convertir un viernes cualquiera en una fiesta que será recordada por mucho, mucho tiempo.