Nos gustan los chismorreos infundados. Los que nos hacen rozar un cielo con el que soñamos desde hace mucho. Seas fan o no de Berri Txarrak, hace falta poco criterio musical para saber que Denak Ez Du Balio es un temazo de los que ponen realmente la piel de gallina cuando tu voz ya no da señales de vida en sus conciertos. Y si no ha sonado nunca en tu reproductor, advertirás que esa mastodóntica sonata de la banda navarra no está plenamente interpretada en su lengua natal, sino que contiene fragmentos en inglés. Una voz rasgada y muy personal se encarga de una de las colaboraciones más gloriosas de las que puede presumir la música forjada al sur de los Pirineos.

Y para quienes llevamos 12 años esperando ver a Tim McIlrath (vocalista de Rise Against) voceando sobre las tablas al son de esos 4 minutos de canción de los de Lekunberri, se abren tiempos de esperanza. Realidad o no, comienzan a hacerse fuertes los rumores de que Berri Txarrak acompañarán a la banda que revolucionó el hardcore melódico desde los comienzos del milenio en que vivimos. Por si fuera poco, los de Chicago confirmaron que su tour europeo será de la mano de Refused, que tras un largo hiato, una gira y una posterior vuelta a la carretera, están más fuertes que nunca. En el último Groezrock lo demostraron con argumentos, firmando una actuación épica en una edición en que partían como cabezas de cartel en el que es uno de los festivales más aclamados del viejo continente. Y vendrán con Freedom, su primer lanzamiento en 17 años, bajo el brazo.

Fuera de habladurías y diferentes cábalas, lo que es seguro es que lo único cierto es que los americanos han cerrado fechas en Madrid y Bilbao. Ojalá podamos afirmar con rotundidad en un breve lapso de tiempo que una de nuestras bandas más internacionales puede redondear un triplete que podría ser de lujo.

Hasta nuevo aviso, corto y cambio.