Si tenéis una cierta edad recordaréis con melancolía aquella serie infantil de dibujos animados llamada Los Trotamúsicos. Un gallo, un perro, un gato y un asno que se ponían el mundo por montera y hacían giras mundiales llevando sus canciones como carta de presentación, La serie, entre nosotros, era una puñetera mierda edulcorada de la que apenas recordamos a los malos que salían con cara y maneras de mafiosos. Pero tenía una intro espectacular.

El tiempo pasa, y de cara a la generación internet, hemos dado un paso adelante. O atrás, todavía no lo tenemos muy claro. El caso es que en la era youtube, no es difícil encontrar una serie de vídeos con animales haciendo sus pinitos en el mundo musical. Sí, esto es un post de gatitos y demás. Sé que no esperabas esto de nosotros. Pero somos tan impredecibles como una resaca después de dos míseras cervezas.

 

El mejor amigo del hombre es también el más susceptible de verse envuelto en berenjenales de este tipo debido a su carácter tranquilo y pausado. Aquí nos ofrecen una interpretación digna del peor antro de Mississippi, pero hay algo que no nos acaba de cuadrar.

 

Debido al auge de la estrella internacional Keyboard Cat, muchos de sus congéneres han decidido copiar su talento en pos de desarrollar su raza hasta un nuevo nivel. Aviso para navegantes, no todos los felinos se dejan putear así. Tenedlo presente.

 

 

Debido a su condición de primos mayores de la raza humana, los monos deberían mostrar una especial aptitud para esto de la música. En vez de eso, ridiculizan a sus primos pequeños con interpretaciones nada convencionales, pero plagadas de rabia. Si Cobain levantara la cabeza lo mismo despedía de Nirvana a Dave Grohl, superado ampliamente por este macaco en pañales.

 

La vida de un pollito no es empollar y empollar o vivir a la sombra del puto Pulcino Pio. Ellos, si se ponen, pueden ser más extremos que un grupo de Death Metal que degluta sus propias heces sobre el escenario. They rock.

 

Estas agradables criaturillas creadas por Norit a su imagen y semejanza no tienen mucha destreza con las pezuñas. Lo suyo es más el Bel Canto y las versiones de intros de series de moda. Aquí lo clavan con Juego de Tronos en una gran actuación coral.

 

El mayor mamífero terrestre, nuestro paquidérmico amigo, disfruta con los ritmos más tribales y ancestrales. Aquí podemos disfrutar de la pegada de Trompalenta, una eminencia de la percusión que ha actuado en Woodstock y en un bingo de Torremolinos.

 

Pensabas que un hámster podría tocar de verdad un piano. Eres un iluso, un crédulo y te va a ir fatal en la vida.